Las fiestas de quince años representan la transición de niña a mujer. Si eres la protagonista de este acontecimiento, la pregunta ¿Cómo puedo vestirme? te acompañará desde muchos meses antes de que llegue el día señalado.

Ante todo, tranquila: brillarás. Y en lo que respecta a la cuestión del cómo me visto, para responderla con éxito has de tener en cuenta muchas variables: es distinto que la fiesta de 15 se celebre en el campo, en una finca, en el jardín, en invierno o verano, de noche o de día, sólo por poner unos ejemplos. Así mismo no es igual ser la protagonista que ser una invitada. En el artículo de hoy daremos pequeñas pautas y consejos útiles para ambos casos y para diferentes lugares y situaciones.

Look de hombre y mujer para una fiesta en el jardín

La protagonista de una fiesta de quince años es siempre una chica, y su look es el más importante de la ceremonia. Ella es quien debe prestar más atención a la pregunta de qué ropa ponerme o cómo debo vestirme, quien ha de elegir con sumo cuidado su estilismo porque va a ser el centro de atención de todas las miradas.

Un lugar perfecto para realizar una de estas fiestas es el jardín de la propia residencia. Pero cuidado, por mucho que el entorno sea campestre, la quinceañera ha de lucir un vestido largo. ¿Cómo vestirse entonces? ¿Cuáles son las mejores opciones? Uno vaporoso y de un único color, pero que llame la atención: olvida los tonos pastel y mimetízate con las flores del jardín.

Look de invitada y de invitado

Si eres mujer pero acudes como invitada, el jardín te permite una mayor libertad a la hora de escoger tu look. Como no eres la protagonista, lo mejor es que optes por modelos más bien sencillos aunque elegantes: vestido de cóctel, con largura a media pierna, y un chal con el que cubrir los hombros se antoja la mejor opción, aunque puedes ser más atrevida y apostar, incluso, por un traje pantalón de corte relajado.

 

Para hombre, el outfit perfecto es más fácil de conseguir. El traje es obligado para los invitados, aunque puedes apostar por un toque de color en estas circunstancias. ¿Qué tal un verde botella, con o sin corbata, con una camisa de aire más informal?

 

Una variante: cómo vestirse para ir a una fiesta de 15 años en la playa

Una variante del jardín es la playa, ya que no se trata de una fiesta de 15 años elegante; o, mejor dicho, puede ser elegante, pero no formal. Y en la playa más aún: los vestidos estructurados pueden resultar incómodos al contacto con la arena, así que lo mejor es optar por tejidos fluidos con buenas caídas.

En el caso de los invitados: si soy hombre, puedo rebajar la etiqueta y prescindir de corbatas o pajaritas; si soy mujer, nada de complementos como chales o pashminas, los hombros al aire están más que permitidos.

Qué me pongo para una noche elegante

Si la fiesta es por la noche, el atuendo debe resultar más formal. La mejor elección para la quinceañera, en este caso, es un vestido totalmente espectacular, que resalte su feminidad con un corpiño ceñido y una falda de gran volumen: un corte parecido al famoso vestido azul de la Cenicienta de Disney que, además, tiene la ventaja de que permite la práctica totalidad de ausencia de complementos. Si el vestido resulta espectacular, basta con un pequeño colgante, por ejemplo. La elegancia radica en no recargar el look.

 

 

Qué ponerme para ir a una fiesta de 15 años en invierno

A veces, la elegancia parece reñida con las bajas temperaturas. Por eso, en una fiesta de 15 años formal resulta complicado encontrar un outfit correcto y cómodo a partes iguales cuando hace frío.

¿Cómo ir vestida entonces? ¡Igual! Sí: no te obsesiones con que el vestido sea propio del otoño-invierno, ya que los salones en los que se celebran las fiestas están muy bien climatizados. Simplemente, añade a tu estilismo un buen abrigo. ¿La mejor opción? Una prenda sobria, de paño, negra o de un tono más oscuro que el vestido, dentro de su gama.